35. Fin de proyecto

El pasado 24 de enero tuvo lugar una reunión para presentar al Gobierno Vasco e Ihobe los resultados del proyecto piloto llevado a cabo en Júndiz durante 2015 y 2016 para la restauración de un suelo municipal degradado mediante aplicación de material bioestabilizado y cultivo de colza.

Dicha experiencia ha contado con una co-financiación del Gobierno Vasco (convocatoria Berrigurumena 2015 de Ihobe para ideas innovadoras) y una autorización expresa, por lo que el cierre del proyecto además de mostrar los resultados obtenidos cerraba el expediente administrativo. En dicha reunión participaron los encargados del desarrollo del proyecto (Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, Departamento de Biología Vegetal y Ecología de la UPV/EHU, Departamento de Conservación de Recursos Naturales de Neiker-Tecnalia) junto con representantes de Ihobe y Gobierno Vasco.

 

Introducción

 

El ensayo comenzó en Júndiz en 2015 como proyecto piloto para la restauración de una parcela municipal prevista como zona verde pero que se encontraba degradada. El objetivo era recuperar la calidad del suelo mediante técnicas de fitogestión. En concreto se pretendía recuperar el suelo mediante una enmienda orgánica seguido de una rotación de diferentes cultivos anuales con fines agroenergéticos.

 

 

Vertidos incontrolados en la parcela antes de la actuación

 

Labores realizadas

Para llevar a cabo la restauración se realizaron diversas tareas.

 

En primer lugar se caracterizó el suelo receptor, para conocer su estado y calidad. Estos análisis descartaron la presencia de contaminación pero se observó que la materia orgánica era muy escasa. Para aumentar su contenido, se incorporó al suelo Material Bioestabilizado (MB) de la planta de Tratamiento Mecánico Biológico de Júndiz (Biocompost). Para el uso de este material, similar al compost, se precisó de una autorización del Gobierno Vasco, sirviendo este ensayo para testar su eficacia como abono orgánico.

 

A continuación se preparó el terreno, retirando algunos vertidos, regularizando el suelo e incorporando el MB al suelo. El material se aplicó en el mes de junio de 2015 en diferentes concentraciones (sin material, 50 T/ha y 100 T/ha) sobre tres subparcelas por triplicado, dando 9 subparcelas de ensayo.

 

Tras  tres meses de reposo del suelo, se realizó la siembra del cultivo agrícola de colza a mediaos de septiembre de 2015.

 

Acopios de Material Bioestabilzado para aplicar al suelo.

 

Resultados

Para ver la evolución de la salud del suelo y el cultivo se fue haciendo seguimiento de los mismos, tomando muestras periódicas y analizándolas en laboratorio. Los resultados mostraron que la aplicación de MB generó una mayor actividad biológica total en el suelo, mejorando su calidad así como el estado nutricional de las plantas. Estas a su vez, tuvieron un crecimiento mayor y más precoz, obteniéndose mayor producción de semilla de colza en las parcelas enmendadas. También se comprobó que las plantas no sufrieron estrés ni toxicidad.

 

 

Conclusiones

Con este ensayo se ha comprobado que la adición de MB supone una mejora de la salud del suelo, que unido a su efecto fertilizante, aumenta las posibilidades agronómicas de los suelos degradados, pudiéndose obtener diferentes productos agronómicos con rendimientos similares a otros suelos agrícolas de calidad

 

Sin embargo, dado que los procesos de los suelos se contemplan a una escala temporal muy superior a la aquí estudiada, sería conveniente realizar futuros estudios de monitorización a más largo plazo para determinar la evolución de la salud de los suelos enmendados con los sucesivos cultivos.

 

 

Evolución del cultivo de colza y mejora del paisaje en la parcela experimental

 

Ideas de futuro

Las semillas de colza cosechadas se pueden emplear para la obtención de aceite para su uso en calefacción o como biocombustible, cerrando así un ciclo de producción neutro en carbono que recupera el suelo y valoriza el cultivo producido. Por ello se pretende explorar en una fase futura los posibles usos de estos cultivos para contribuir al ahorro energético y a la economía local bajo el prisma de la economía circular.

34. Análisis de suelo y seguimiento fenológico

El día 24 de noviembre de 2016, se realizó una visita a la parcela 1 de jundiz por parte de la empresa Dinam para realizar una analítica final del suelo después de la cosecha de la colza. La metodología de este muestreo se detalla en la entrada 9 de este blog.

El objetivo de esta analítica es compararla con la realizada el día el 9 de octubre de 2015 para corroborar que tras el cultivo el suelo no esté alterado o contaminado. En la siguiente imagen podemos ver a los trabajadores de Dinam llevando a cabo la toma de muestras para analizar:

Trabajadores de Dinam obteniendo muestras de tierra para analizar

 

Además, se aprovechó la visita para llevar a cabo el seguimiento fenológico del nuevo cultivo de habín. Para llevar a cabo este seguimiento se hace uso de la codificación BBCH de los estadios fenológicos de desarrollo del haba común. Según lo observado se consideró que el cultivo se encontraba en el estado principal 1: Desarrollo de las hojas (tallo principal), entre las categorías 12 y 14, que se corresponden a 2 y 4 hojas desplegadas, respectivamente.

A continuación se puede ver una imagen del estado del cultivo:

Plantas de habín en estados fenológicos entre 12 y 14

También se pudo observar que en alguna planta había signos de alimentación, seguramente debida a la gran presencia de moluscos (caracoles) presente en la parcela. A continuación, una imagen en la que se aprecian los sintomas de alimaentación:

Planta de habín con signos de ataque de molusco

 

33. Visita de seguimiento del cultivo de habín en Jundiz 1

El día 15 de noviembre de 2016, se realizó una visita por parte de miembros de Neiker, del CEA y de la UPV/EHU a la parcela Jundiz 1 para evaluar su evolución.

Miembros del CEA y de la UPV/EHU comentando el estado de la cosecha

Como se puede observar en la imagen los habines sembrados el día 20 de octubre de 2016 empiezan a brotar.

Brote de habín en Jundiz 1

32. Siembra de habín

El 20 de octubre de 2016 se llevó a cabo la siembra del habín. Segundo cultivo de la rotación colza-habín-girasol.

Este cultivo en vez de ser cosechado, se dejará en el terreno como abono verde que aportará nitrógeno para el siguiente cultivo. 

Sembradora con los habines que se sembraron

 

31. Cosecha final medios propios

El 4 de agosto de 2016, se llevó a cabo la segunda fase de la cosecha y se cosechó el resto de la parcela con el fin de dejar la parcela entera cosechada. En esta cosecha final, se obtuvo una saca de 500 kg de semilla de colza.

Parte de las semillas ya habían caído al suelo, lo que propició el crecimiento de nuevas plantas de colza que protegían al suelo hasta la siembra del habín. Los restos de planta de la cosecha se dejaron sobre el terreno como aporte al suelo (abono verde)  de cara a la siguiente siembra de la rotación de cultivos, en este caso el habín.

A continuación en la tabla 2 se muestra la producción por cada subparcela con los diferentes tratamientos de material bioestabilizado: 

  Producción subparcela kg/75m2 aprox. Kg/ha Humedad P. específico Dosis compost m3
P1

4,05

540,00

12,80

55,8

0

P2

15,2

2.026,67

7,50

63,3

5,6

P3

18,14

2.418,67

8,50

63

11,2

P4

4,25

566,67

12,2

58,3

5,6

P5

14,2

1.893,33

8,20

62

5,6

P6

16,1

2.146,67

8,80

64

11,2

P7

6,8

906,67

10,60

58,5

0

P8

9,5

1.266,67

9,00

61,3

0

P9

19,5

2.600,00

7,7

62,5

11,2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la tabla 2 se puede observar como aumenta la producción (kg/ha) en las subparcelas con tratamiento de material bioestabilizado con respecto a las subparcelas control que no fueron enmendadas.

30. Muestreo final del suelo después de la cosecha de muestreo. Neiker (Derio)

El 26 de julio de 2016, se llevó a cabo un muestreo del suelo por parte de Neiker. El objetivo es determinar el estado de salud-calidad del suelo después de haberse realizado la primera fase de la cosecha de la colza. Para determinarlo, se analizan diversos parámetros microbianos con potencial bioindicador de la calidad y salud del suelo.

En el siguiente enlace se puede ver en un documento los dos informes de Neiker, el primero realizado previo a la siembra de la colza y el informe final, después de la cosecha.

Informe JUNDIZ sep2016 Neiker

27. Visita curso de verano de UPV-EHU

El 15 de julio de 2016, los participantes en el curso de verano Summer Courses UPV/EHU – CEA Nuevas tendencias en restauración de suelos degradados: tecnosuelos y fitorremediación; realizaron una visita de campo para visitar las parcelas, enmendadas con material bioestabilizado, en las que se sembró la colza.

En la foto que acompaña se puede apreciar que ya se había realizado la cosecha en dicha fecha.

Participantes del curso de verano de la UPV/EHU visitando las parcelas

26. Curso de verano en fitorremediación y tecnosuelos

Los días 14 y 15 de Julio tendrá lugar en Vitoria-Gasteiz una jornada profesional sobre fitorremediación de suelos y uso de tecnosuelos en la Casa de la Dehesa de Olárizu –cómo llegar-.

El curso forma parte de la oferta del Campus de Verano de la EHU/UPV 2016 y contará con la presencia de expertos europeos (Portugal, España y Francia) que comentarán las últimas tendencias en dichos temas. Habrá presentaciones orales por la mañana y visitas técnicas a proyectos por la tarde, incluyendo en las visitas del viernes las parcelas experimentales de Jundiz.

Las sesiones serán en castellano (jueves 14) y castellano e inglés (viernes 15)

Para mayor información e inscripciones consultar la web:
castellano : https://www.uik.eus/es/nuevas-tendencias-en-restauracion-de-suelos-degradados-tecnosuelos-y-fitorremediacion
euskera: https://www.uik.eus/eu/nuevas-tendencias-en-restauracion-de-suelos-degradados-tecnosuelos-y-fitorremediacion