Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

: Blog de huertos urbanos : red de colaboradores

Exif_JPEG_PICTURE
Categorías: General  —  Etiquetas: , ,   —  Galemys S.L.  —  13/06/2014 13:18

En los últimos años se ha observado un aumento exponencial del interés por la horticultura de autoconsumo entre la población urbanita. Cada vez somos más los que queremos consumir productos sanos, naturales, de cultivo propio y sin dañar el medio ambiente. En Vitoria-Gasteiz en 1998 surgió uno de los primeros huertos ecológicos de ocio en Olarizu, para dar una solución a las huertas que ocupaban las márgenes del río Zadorra. De eso hace ya 16 años. La buena respuesta recibida impulsó la creación de nuevas huertas en la zona de Abetxuko, en 2006.

En nuestro entorno son numerosos los municipios que han seguido los pasos de Vitoria-Gasteiz. En Tolosa han acondicionado un prado de 7.000 m2, los habitantes de Markina disponen de 77 parcelas de 70 m2 destinadas a huertas de ocio, y en Berriozar han visto en el autoconsumo una salida a la crisis económica. Pero no son los únicos: Errenteria, Zegama, Hernani, Donosti, Usurbil, Berriozar, Santurtzi, Loiu o Galdakao son algunos ejemplos más.

Las características de todos ellos son similares. La gestión siempre corre a cargo del ayuntamiento, quien cede, acondiciona y delimita un espacio municipal, cuyo tamaño varía entre los 1.000 m2 y 20.000 m2, y sortea las parcelas entre los solicitantes. De modo que, los usuarios/as tienen a su disposición, durante una media de cinco años, parcelas de entre 50 m2 y 90 m2 para cultivar hortalizas para su autoconsumo, siguiendo siempre criterios ecológicos. ¿Y si no somos expertos en el tema? No hay de lo que preocuparse, además de cursos de iniciación, en la mayoría de los huertos urbanos, disponen del asesoramiento a cargo de técnicos municipales.

A nivel estatal, también encontramos diversas experiencias. En Cataluña, por ejemplo, las huertas familiares del Gallecs son un referente. Fruto de una larga historia de protestas y luchas de los vecinos para preservar su entorno, están enmarcadas dentro de un gran proyecto que busca recuperar el entorno agrícola de la zona. A 15 kilómetros de la capital, disponen de 4 hectáreas de terrenos repartidos en 198 parcelas de 200 m2. En Madrid, en el parque del Retiro, se encuentra el huerto ciudadano, un punto de encuentro y aprendizaje donde un grupo de 50 personas trabaja en la huerta durante 1 año. Semanalmente se realizan jornadas de trabajo en grupo con asesoramiento del personal del centro,  donde se acuerdan las líneas de trabajo a seguir para la participación libre en el huerto. En Andalucía tampoco se quedan atrás. En Sevilla, en el parque de Miraflores, constituido por 160 parcelas de entre 75 y 150 m2,  los usuarios, que pagan una renta simbólica, participan en los trabajos del invernadero, semillero etc.

El cultivo ecológico de nuestras verduras es una práctica que en nuestro entorno, está cogiendo cada vez más fuerza, pero también en el ámbito internacional. Si miramos a Europa, en una noticia anterior  ya hablamos sobre los casos de Londres y Berlín, pero no son los únicos. En las afueras de Bruselas, hay 8 zonas con parcelas dedicadas al cultivo. Sus características no son muy diferentes a las de aquí: son parcelas de entre 60 y 100 m2 que satisfacen las necesidades de 250 usuarios/as. En Estados Unidos, San Francisco se convirtió en 2010 en referente en el ámbito de las huertas urbanas municipales. Mediante una reforma impulsada por el alcalde de la ciudad, se reguló la actividad hortícola en todas las áreas de la ciudad, transformando pequeñas zonas verdes, de alrededor de 4000 m2, en huertos urbanos. Cabe citar, que en esta ocasión se habilitó la comercialización de los productos. Más lejos aún, en los alrededores de Tokio, hay parcelas de 1-2 m2 destinadas a mini-huertos o destinadas a la plantación de flores. Las familias del vecindario tienen derecho a cultivar una parcela, siempre que entre sus miembros haya menores de 21 años o mayores de 60.

Los huertos urbanos se van propagando poco a poco, entre todos y todas estamos tejiendo una gran red.

Share
Categorías: General  —  Etiquetas:   —  Galemys S.L.  —  28/05/2014 15:44

¿Sabías que lo que conocemos como “huertos urbanos” tuvieron gran importancia durante la Primera y Segunda Guerra Mundial? Los jardines de la victoria o jardines de guerra se establecieron  como pequeños huertos en los campos de fútbol, jardines públicos o de residencias privadas de Estados Unidos, Canadá y Reino Unido. Su objetivo fue abastecer a la población durante la contienda.  De todos modos, esos huertos no supusieron una práctica definitiva, ya que con el final del conflicto la mayoría de dichos terrenos volvieron a sus funciones originales.

Pero aunque hoy en día los huertos urbanos sean algo con lo que ya estemos familiarizados, sobre todo las generaciones más jóvenes, no hay que olvidar que se trata de un fenómeno relativamente joven. Y es que hace unos años, menos de dos décadas, resultaba impensable unir dos términos a primera vista tan dispares como “huerto” y “urbano”. Hasta entonces, la idea de un huerto se asociaba al mundo rural y yendo aún más lejos, se tenía la idea generalizada de que para tener un huerto era necesario poseer terrenos o sino tener que ocupar éstos de manera ilegal. Aunque la práctica de ocupación de terrenos aún esté vigente, en parte porque no se da respuesta a toda la demanda, en muchos municipios hoy en día tenemos la posibilidad de sembrar parcelas públicas cedidas por el Ayuntamiento u algún otro organismo. De esta manera, es posible “casar” el término “huerto”, asociado a la naturaleza, al ritmo tranquilo de la vida, a lo saludable… con el término “urbano”, que puede ir unido a la contaminación, asfalto, prisas…

Al igual que como sucediera en las guerras mundiales, en nuestro territorio los primeros huertos surgieron como una alternativa a situaciones de necesidad. En los años 50, coincidiendo con la gran migración que se produjo a las ciudades industriales, proliferaron mucho las pequeñas huertas en la periferia de esas ciudades.  Pero no es hasta la década de los 90 cuando se empiezan a regular por parte de las administraciones públicas. Empezando con el desmantelamiento de las huertas ilegales se pasa a la cesión de terrenos municipales para su cultivo, por parte de asociaciones primero y extendiéndolo a usuarios y familias después.  Uno de los grandes pioneros de esta experiencia fue el ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, con la apertura de lashuertas de Olarizuen 1998.

Sin embargo, en algunas ciudades europeas tienen más experiencia en cuanto a la cesión de terrenos municipales para el cultivo.  Es el caso de Londres y Berlín. En ambas podemos encontrar diferentes modelos de huertos urbanos.

En Inglaterra, los huertos urbanos regulados por el ayuntamiento seconocencomoallotments  o parcelas. La primera ley que los regulaba ordenaba se publicó en 1908, aunque sus orígenes se remonten a 1845. Mediante ésta se cedían parcelas a la población trabajadora que lo solicitase. La ley que está vigente en la actualidad sufrió su última modificación en 2012. Lo más interesante de este caso es que las autoridades públicas están obligadas por ley a proporcionar parcelas a los solicitantes. De todos modos, esa es una de las principales quejas de los usuarios: se crean muy pocas parcelas nuevas cada año por lo que la lista de espera va ascendiendo (se estima que hay 90.000 usuarios esperando).

   En el caso de la capital alemana, las parcelas reguladas legalmentese llaman Schrebergarten. Estas comenzaron con la creación en 1919 de una red de espacios libres. De esta forma las autoridades locales proporcionaban nuevos terrenos para la implantación de huertos. La ley que las regula actualmente data de 1983 y fue revisada en 1994.

Foto 1: Allotmentsen Londres (1942)

Foto 2: AllotmentsenLittleMoor. (MikeQuinn)

Share
Categorías: General  —  Etiquetas: , ,   —  Alvarez de Arcaya Asier  —  08/04/2014 13:33

Llega la primavera y las plantas empiezan a mover la sabia, por lo que la preparación del terreno y la planificación de nuestro huerto es inminente. Todos sabemos de la gran importancia de la compatibilidad de nuestras especies y de la rotación de cultivos pero es necesario pasarse unas horitas contrastando las posibilidades que ofrece nuestro terreno con las plantas que pusimos los años anteriores. Pero como hoy en día hay un programa de ordenador para cada cosa que debemos hacer a alguien se le ocurrió que ahorraría mucho trabajo a los horticultores que todo el proceso de pensar en la rotación y en la asociación de cultivos lo haga una maquina, y efectivamente así es como nace el programa Kitchen Garden Aid.

Kitchen Garden Aid es una herramienta de planificación para personas que cultivan pequeñas huertas. Te ayudará con las rotaciones, las asociaciones y otras técnicas de cultivo. Al principio de cada temporada existe un momento en el que planificas qué plantar en cada lugar, hay muchas reglas a tener en cuenta y cada planta tiene sus preferencias. Así funciona; primero creas un cuadro en tu huerto, después usas el software para dibujarlo y obtienes avisos y sugerencias sobre tu planificación. El programa está inspirado en la idea de square foot gardening (Huerta a cuadros) popularizado por Mel Bartholomew pero no necesitas tener un huerto de este tipo para poder utilizarlo porque es útil para diseñar cualquier tipo de huerta pequeña. Se trata de software libre que además es gratuito y eso facilita que el programa mejore e incluso puedas mejorarlo tú.

 ¿Cómo se usa?

  • Necesitas un huerto y una idea clara de lo que es la asociación y la rotación de cultivos.
  • Dibuja el huerto y si fue cultivado en años anteriores, dibuja esos años para que el programa pueda calcular las rotaciones.
  • A medida que ubicas las plantas pueden aparecer avisos (rojos y verdes) que indican si la planificación es correcta y el motivo. Así, indicará una mala asociación, por ejemplo: El eneldo y las zanahorias no deben ir juntas.

 

Descargar: Kitchen Garden:

http://sourceforge.net/projects/kitchengarden/

Share
Categorías: Materiales didácticos  —  Etiquetas: ,   —  Galemys S.L.  —  07/03/2014 7:58

Os presentamos una unidad didáctica en castellano para trabajar el huerto escolar dirigida a escolares de Educación Primaria. Incluye actividades con metodología diversa sobre el diseño y organización de los cultivos, siembras y plantaciones, semillas, fauna y flora del huerto, etc. Pero también se tratan temas más transversales como el hambre,  la desnutrición, los sistemas de producción, los mercados locales e internacionales y la soberanía alimentaria.

 

 

 

Os la podéis descargar en la siguiente dirección:

http://vsf.org.es/sites/default/files/unidad_d_huerto_escolar.pdf

 

 

 

 

 

En euskera está disponible otra unidad didáctica que la encontraréis en:

http://vsf.org.es/sites/default/files/eskola_ortua_vsf.pdf

 

Share

« Newer PostsOlder Posts »