Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

: Blog de huertos urbanos : red de colaboradores

Exif_JPEG_PICTURE
Categorías: General, Materiales didácticos, Técnicas de cultivo  —  Etiquetas: , ,   —  Alvarez de Arcaya Asier  —  14/04/2014 10:13

Cuando hablamos de «abonado en verde» hacemos referencia a la utilización de cultivos de vegetación rápida, que se cortan y se entierran en el mismo lugar donde han sido sembrados y que están destinados especialmente a mejorar las propiedades físicas del suelo, a enriquecerlo con un «humus joven» de evolución rápida además de otros nutrientes minerales y sustancias fisiológicamente activas, así como a activar la población microbiana del suelo.

En líneas generales, los efectos favorables del abonado verde no acaban en el aspecto nutricional sobre el vegetal, sino que alcanzan a todos los componentes relacionados con la fertilidad global del suelo agrícola ya que:

  • Estimulan de forma inmediata la actividad biológica y mejoran la estructura del suelo, por la acción mecánica de las raíces, por los exudados radiculares, por la formación de sustancias prehúmicas al descomponerse y por la acción directa de las células microbianas y micelios de hongos.
  • Protegen al suelo de la erosión y la desecación durante el desarrollo vegetativo, y mejoran la circulación del agua en el mismo.
  • Aseguran la renovación del humus estable, acelerando su mineralización mediante el aporte de un humus más «joven» y más activo.
  • Enriquecen al suelo en nitrógeno, si se trata de leguminosas, e impiden, en gran medida la lixiviación del mismo y de otros elementos fertilizantes.
  • En su descomposición, se liberan o sintetizan sustancias orgánicas fisiológicamente activas, que tienen una acción favorable sobre el crecimiento de las plantas y su resistencia al parasitismo.
  • En los sistemas cerealistas, aseguran una mejor descomposición de la paja del cereal, al mantener el medio más húmedo, equilibrar la relación C/N y activar los microorganismos responsables de la misma.
  • Limitan el desarrollo de malezas, directamente por el efecto de la cubierta vegetal en sí misma e indirectamente porque ciertos abonos verdes tienen poder desherbante, como el alforfón (Fagopyrum esculentum), o la facelia (hacelia tanacetifolia).

 

ESPECIES UTILIZADAS COMO ABONOS VERDES

Aunque se pueden utilizar un número considerable de especies vegetales como abonos verdes, las tres familias de plantas más utilizadas para tal fin, son las leguminosas, las crucíferas y las gramíneas.

Las leguminosas son las más empleadas dada su capacidad para fijar el nitrógeno atmosférico, en favor de los cultivos siguientes. Hay autores que afirman que las leguminosas además mejoran el terreno con la penetración de sus raíces y que incluso llegan a romper los terrenos más duros (las raíces de las leguminosas tienen más de 1 m de longitud).

Se emplean principalmente las especies de trébol blanco enano (Trifolium repens), trébol violeta (T. pratense), veza vellosa (Vicia villosa), habas (Vicia faba), altramuces (Lupinus sp.), meliloto amarillo (Melilotus officinalis), serradella (Ornithopus sativus), etc.; además de otras leguminosas tradicionales de interés para el sudeste español como los yeros (Vicia ervilia), las algarrobas (Vicia monanthos) y la almorta (Lathyrus satirum). Es frecuente el cultivo de leguminosas mezcladas con cereales u otras gramíneas: Veza+cebada; veza+avena; tréboles+raygrass; guisante forrajero+veza, etc.

Las gramíneas sembradas con las leguminosas, mejoran mucho el terreno y forman humus estable. Las raíces de las gramíneas mejoran el terreno ablandándolo en la superficie. En particular el centeno (Secale cereale) está indicado para siembra otoñal asociado a algarroba o habas. La avena (Avena sativa) está indicada para siembra de primavera, asociada con algarroba y guisante.

Las crucíferas tienen un desarrollo muy rápido proporcionando un buen abono verde cuando se dispone de poco tiempo entre cultivos. Son capaces de utilizar las reservas minerales mejor que la mayor parte de las plantas gracias a la longitud de su sistema radicular, acumulando importantes cantidades de elementos en sus partes aéreas que luego serán devueltos al suelo. Como especies más utilizadas está el nabo forrajero (Brassica napus var. Oleífera), la mostaza blanca (Sinapis alba), el rábano forrajero (Raphanus raphanistrum), etc. Se ha planteado también que las plantas de esta familia, con la acción de sus raíces, hacen asimilable por otras plantas el fósforo presente en el terreno en estado insoluble.

 

CARACTERÍSTICAS DESEABLES EN UN ABONO VERDE

Un abono verde ideal posee tres características importantes:

  • Un crecimiento rápido.
  • Follaje abundante y suculento.
  • Habilidad de crecer bien en suelos pobres.

 A más rápido crecimiento, mayor es la posibilidad de aptitud para ser introducido en una rotación y uso económico como medios de mejoramiento del suelo. Follaje abundante y raíces poderosas son, desde luego, algo necesario, y, como ya se ha mencionado antes, a mayor contenido de humedad en el abono verde, más rápida es la descomposición y más pronto se obtienen beneficios. Como la necesidad de materia orgánica es urgente, en especial en la tierra pobre, un cultivo jugoso tendrá grandes ventajas.

Share
Categorías: General, Técnicas de cultivo  —  Etiquetas: ,   —  Alvarez de Arcaya Asier  —  07/04/2014 9:43

«Bocashi” es una palabra japonesa, que significa materia orgánica fermentada. En buenas condiciones de humedad y temperatura, los microorganismos comienzan a descomponer la fracción más simple del material orgánico, como son los azúcares, almidones y proteínas, liberando sus nutrientes. El Bocashi es un abono orgánico posible de obtener en tan sólo 7 días. Los materiales a utilizar son baratos y, por lo general, muy fáciles de conseguir.

Los beneficios de la incorporación de abonos orgánicos fermentados al suelo son diversos:

  • Se obtiene más rápidamente un compost descompuesto
  • Constituye una fuente de nutriente para las plantas, que son liberados gradualmente al mineralizarse los abonos orgánicos en el suelo
  • Aumenta el contenido de materia orgánica del suelo con los beneficios de mejora de la retención del agua, mejor trabajabilidad del suelo y aumento de la resistencia frente a la erosión
  • Representa una alternativa más económica que el uso de abonos químicos.

Como preparar el Bocashi:Bocashi

 

Share
Categorías: General, Técnicas de cultivo  —  Etiquetas:   —  Alvarez de Arcaya Asier  —  20/03/2014 13:47

Hace mucho tiempo que sabemos que la luna ejerce una influencia determinante en las plantas, por ello se ha convertido en un elemento clave a la hora de realizar las tareas de preparado de terreno, siembra, transplante, cosecha…

Mediante la observación y el estudio a lo largo de los años se ha recogido la información necesaria para confeccionar un calendario de tareas que potencie la calidad de nuestros huertos.

Sabemos que la luna tiene principalmente cuatro fases diferenciadas que afectan a las plantas: luna nueva, cuarto creciente, luna llena y cuarto menguante.

 

Luna nueva: En esta fase la intensidad de los rayos lunares continúan disminuyendo hasta niveles más bajos.

En esta fase se ha observado un lento crecimiento del sistema radicular y del follaje. Al parecer este es un período de poco o muy poco crecimiento, como de reposo, en donde las plantas se pueden adaptar fácilmente al medio sin sufrir ningún daño.

Muchos agricultores prefieren realizar sus labores agrícolas en este período de reposo, porque consideran que las plantas pueden adaptarse con mayor facilidad a los cambios y prepararse para el siguiente período (Luna Nueva a cuarto creciente) en el que se espera un crecimiento balanceado de las plantas. Las labores realizadas son aporques, deshierbos, podas, desahíjes, tutorados, abonamientos, etc.

Cuarto creciente: La disponibilidad de luz lunar va en aumento y las plantas tienen un crecimiento balanceado, en el que se favorece el crecimiento de follaje y raíz.

En este período dentro del suelo se producen grandes movimientos de agua que afectan su disponibilidad para las raíces. Al haber mayor disponibilidad de agua en el suelo, las semillas tendrán la oportunidad de absorber agua más rápidamente y germinar en el tiempo previsto, siempre y cuando las condiciones climáticas y del suelo sean favorables.

Esa es la razón por la cual las semillas de germinación rápida (hortalizas) que se siembran dos o tres días antes o a inicios de esta fase germinan más rápidas y en forma más homogénea que aquellas que se siembran en otros períodos.

Luna llena: En esta fase sigue aumentando la luz lunar y hay poco crecimiento de raíces, pero mucho crecimiento del follaje.

Las plantas cuentan con una mayor cantidad y movimiento interno de agua y savia. En el caso de propagar a través de estacas y esquejes (trozos de tallo) que se utilizan para la propagación vegetativa, no es conveniente cortarlas en esta fase, pues al haber mucha agua dentro de ellas las hormonas que promueven el enraizamiento (auxinas) estarán muy diluidas y no ayudarán a estimular la emisión de raíces. Además, el agua que está dentro de las estacas tenderá a salir, provocando con ello su rápida deshidratación.

 Cuando se hace el trasplante en este período las plantas tienden a crecer rápido y a producir mucho follaje. 

Cuarto menguante: En esta fase la intensidad de los rayos lunares empiezan a disminuir.

Este es un buen período para el trasplante y se ha visto un crecimiento rápido y vigoroso de raíces. Al existir poca cantidad de luz el crecimiento del follaje es lento, razón por la cual la planta puede emplear buena parte de su energía en el crecimiento de su sistema radicular. Con su raíz vigorosa y bien formada, la planta puede obtener nutrientes y agua suficientes para un crecimiento exitoso.

 

 Calendario lunar 2014:

Fase de la luna Fecha Hora
Luna nueva 1 enero 2014 12:15:02
Cuarto creciente 8 enero 2014 04:40:20
Luna llena 16 enero 2014 05:53:35
Cuarto menguante 24 enero 2014 06:21:01
Luna nueva 30 enero 2014 22:40:35
Cuarto creciente 6 febrero 2014 20:22:33
Luna llena 15 febrero 2014 00:54:46
Cuarto menguante 22 febrero 2014 18:16:56
Luna nueva 1 marzo 2014 09:02:41
Cuarto creciente 8 marzo 2014 14:27:08
Luna llena 16 marzo 2014 18:10:46
Cuarto menguante 24 marzo 2014 02:47:36
Luna nueva 30 marzo 2014 20:48:06
Cuarto creciente 7 abril 2014 10:31:44
Luna llena 15 abril 2014 09:45:18
Cuarto menguante 22 abril 2014 09:53:06
Luna nueva 29 abril 2014 08:17:37
Cuarto creciente 7 mayo 2014 05:16:49
Luna llena 14 mayo 2014 21:18:47
Cuarto menguante 21 mayo 2014 15:00:33
Luna nueva 28 mayo 2014 20:43:03
Cuarto creciente 5 junio 2014 22:40:58
Luna llena 13 junio 2014 06:13:45
Cuarto menguante 19 junio 2014 20:40:05
Luna nueva 27 junio 2014 10:10:33
Cuarto creciente 5 julio 2014 14:00:41
Luna llena 12 julio 2014 13:26:46
Cuarto menguante 19 julio 2014 04:09:44
Luna nueva 27 julio 2014 00:42:51
Cuarto creciente 4 agosto 2014 02:50:56
Luna llena 10 agosto 2014 20:10:51
Cuarto menguante 17 agosto 2014 14:27:01
Luna nueva 25 agosto 2014 16:13:02
Cuarto creciente 2 septiembre 2014 13:11:53
Luna llena 9 septiembre 2014 03:38:55
Cuarto menguante 16 septiembre 2014 04:05:49
Luna nueva 24 septiembre 2014 08:13:32
Cuarto creciente 1 octubre 2014 21:33:02
Luna llena 8 octubre 2014 12:50:43
Cuarto menguante 15 octubre 2014 21:13:16
Luna nueva 23 octubre 2014 23:56:14
Cuarto creciente 31 octubre 2014 03:48:56
Luna llena 6 noviembre 2014 23:22:56
Cuarto menguante 14 noviembre 2014 16:17:55
Luna nueva 22 noviembre 2014 13:32:04
Cuarto creciente 29 noviembre 2014 11:07:23
Luna llena 6 diciembre 2014 13:27:13
Cuarto menguante 14 diciembre 2014 13:53:53
Luna nueva 22 diciembre 2014 02:36:15
Cuarto creciente  28 diciembre 2014  19:32:50
Share
Categorías: General, Materiales didácticos, Técnicas de cultivo  —  Etiquetas: ,   —  CEA  —  03/10/2013 14:28

«El objetivo de esta guía, editada por ENEEK, en colaboración con Biolur, Hoien y Neiker, es dar a conocer las características de un estiércol adecuado, así como la manera de compostarlo adecuadamente, y aplicarlo después.

La guía se divide en tres partes: en la primera se explica cuáles son los abonos admisibles, desde el punto de vista ecológico; en la segunda, por qué y cómo compostar; y en la tercera, cómo utilizar el compost de forma adecuada a nuestras tierras y cultivos.»*

Más información:

http://www.eneek.org/descargas/dteknikoak/GU%C3%8DA%20COMPOST_ENEEK_2013.PDF

 

 

Share

« Newer PostsOlder Posts »