Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

: Blog de huertos urbanos : red de colaboradores

Exif_JPEG_PICTURE

 

ASOCIACIÓN BIZITZA BERRIA ELKARTEA – Huerta Ecológica de Olárizu.

UBICACIÓN: PARCELA 111. Anillo verde de Vitoria-Gasteiz. C/ Campo de los Palacios s/n

La Asociación Bizitza Berria Elkartea es un entidad sin ánimo de lucro que desde su creación, en el año 2007, proyecta y desarrolla programas de intervención socioeducativos con el objetivo de conseguir la plena integración social de las personas más desfavorecidas de nuestra sociedad, personas sin recursos económicos, familiares y/o sociales que les permitan acceder a sus derechos de ciudadano/a y por lo tanto a una vida digna.

Se trata de personas que presentan vulnerabilidad social y situación o riesgo de exclusión social y albergan una o varias de las siguientes problemáticas añadidas:

– Enfermedades mentales no diagnosticadas, o con diagnóstico, pero que presentan poca o nula adherencia al tratamiento y seguimiento médico.

– Adicciones (alcohol, sustancias tóxicas, ludopatía,…).

– Cumplen medidas judiciales en un centro penitenciario y presentan un diagnóstico de patología mental.

En casi todos los casos, se trata de personas que presentan una enorme dificultad  para ocupar el tiempo libre de forma positiva, alejados de entornos sociales adecuados para su proceso de recuperación personal.

La huerta ecológica es un recurso excelente para trabajar muchas de las carencias que estas personas presentan, así como el espacio ideal para ocupar su tiempo libre de manera productiva y fomentar las relaciones sociales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivos planteados para esta actividad:

– Fomentar  la interacción Social.

– Fomentar  la autoestima y autoconfianza: La realización de actividades que tienen resultados tangibles,  fruto de su esfuerzo, habilidades y tiempo, llevan a una autoestima positiva. Las plantas reaccionan de forma casi inmediata a los cuidados que se le brindan o a la falta de ellos. Esta respuesta provoca una conducta correcta, adecuada y aumenta la sensación de seguridad.

– Potenciar la toma de decisiones en grupo

– Estimulación sensorial

– Fomentar las sensaciones de seguridad y libertad: Espacio abierto, en  plena naturaleza, lo que potencia la sensación de libertad, pero al mismo tiempo es un espacio seguro, fuera de estímulos negativos.

– Desarrollar una actividad física

– Preparación para futuras actividades laborales: se trabajan aspectos como la responsabilidad, puntualidad, trabajo en equipo… Habilidades imprescindibles en cualquier puesto de trabajo.

– Mejorar la alimentación de nuestros y nuestras residentes, así como sus conocimientos sobre nutrición y comida sana.

– Conocer la naturaleza y practicar una agricultura respetuosa desde el punto de vista ambiental.

– Optimizar los recursos económicos con los que cuenta la asociación, ya que el cultivo propio de hortalizas  supone una leve reducción de gastos en alimentación.

En el ámbito de la salud, el uso de la horticultura/jardinería como terapia en países como el Reino Unido, Suecia, Canadá o Estados Unidos tiene una larga y arraigada tradición, así como una amplia implantación y reconocimiento. La Horticultura Social y Terapéutica es una disciplina encuadrada dentro de las Ciencias Socio-sanitarias, con titulación específica en Universidades de varios países.

La Horticultura Social y Terapéutica, se puede definir como el proceso por el cual los individuos pueden desarrollar su bienestar usando las plantas y la horticultura. También incluye el uso de la horticultura para integrar el aprendizaje de habilidades básicas (alfabetización, aritmética, etc), abordando habilidades sociales (p.ej. trabajo en equipo, paciencia) y el uso de un entorno al aire libre para lograr la salud física y mental.(Thrive,s.f.)

Es utilizada en centros psiquiátricos y de rehabilitación en el mundo entero debido a la efectividad con que ayuda a pacientes con enfermedades graves a recuperar su independencia, sus habilidades manuales y su calidad de vida.  Se afirma además que “las personas con problemas de comunicación aprenden a expresar sus sentimientos y a entablar relaciones” mediante el intercambio de  trucos y elementos de cultivo.

Tener plantas a nuestro alrededor  tiene efectos psicológicos y anímicos positivos:

– Reduce el estrés,  relaja y  anima.

– Incrementa el nivel de concentración y comprensión.

– Atenúa sentimientos negativos como son el miedo o el enfado.

– Un enfermo se recupera más rápido y mejor en presencia de flores y plantas.

“Para olvidarme de ti voy a cultivar la tierra, en ella espero encontrar remedio para mis penas”.   Violeta Parra

CONTACTO:

Rebeca Losua: educacion@bizitzaberria.org

Pagina web: www.bizitzaberria.org

 

Share