Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

: Blog de huertos urbanos : red de colaboradores

Exif_JPEG_PICTURE
Categorías: General  —  Etiquetas: , ,   —  Galemys S.L.  —  13/06/2014 13:18

En los últimos años se ha observado un aumento exponencial del interés por la horticultura de autoconsumo entre la población urbanita. Cada vez somos más los que queremos consumir productos sanos, naturales, de cultivo propio y sin dañar el medio ambiente. En Vitoria-Gasteiz en 1998 surgió uno de los primeros huertos ecológicos de ocio en Olarizu, para dar una solución a las huertas que ocupaban las márgenes del río Zadorra. De eso hace ya 16 años. La buena respuesta recibida impulsó la creación de nuevas huertas en la zona de Abetxuko, en 2006.

En nuestro entorno son numerosos los municipios que han seguido los pasos de Vitoria-Gasteiz. En Tolosa han acondicionado un prado de 7.000 m2, los habitantes de Markina disponen de 77 parcelas de 70 m2 destinadas a huertas de ocio, y en Berriozar han visto en el autoconsumo una salida a la crisis económica. Pero no son los únicos: Errenteria, Zegama, Hernani, Donosti, Usurbil, Berriozar, Santurtzi, Loiu o Galdakao son algunos ejemplos más.

Las características de todos ellos son similares. La gestión siempre corre a cargo del ayuntamiento, quien cede, acondiciona y delimita un espacio municipal, cuyo tamaño varía entre los 1.000 m2 y 20.000 m2, y sortea las parcelas entre los solicitantes. De modo que, los usuarios/as tienen a su disposición, durante una media de cinco años, parcelas de entre 50 m2 y 90 m2 para cultivar hortalizas para su autoconsumo, siguiendo siempre criterios ecológicos. ¿Y si no somos expertos en el tema? No hay de lo que preocuparse, además de cursos de iniciación, en la mayoría de los huertos urbanos, disponen del asesoramiento a cargo de técnicos municipales.

A nivel estatal, también encontramos diversas experiencias. En Cataluña, por ejemplo, las huertas familiares del Gallecs son un referente. Fruto de una larga historia de protestas y luchas de los vecinos para preservar su entorno, están enmarcadas dentro de un gran proyecto que busca recuperar el entorno agrícola de la zona. A 15 kilómetros de la capital, disponen de 4 hectáreas de terrenos repartidos en 198 parcelas de 200 m2. En Madrid, en el parque del Retiro, se encuentra el huerto ciudadano, un punto de encuentro y aprendizaje donde un grupo de 50 personas trabaja en la huerta durante 1 año. Semanalmente se realizan jornadas de trabajo en grupo con asesoramiento del personal del centro,  donde se acuerdan las líneas de trabajo a seguir para la participación libre en el huerto. En Andalucía tampoco se quedan atrás. En Sevilla, en el parque de Miraflores, constituido por 160 parcelas de entre 75 y 150 m2,  los usuarios, que pagan una renta simbólica, participan en los trabajos del invernadero, semillero etc.

El cultivo ecológico de nuestras verduras es una práctica que en nuestro entorno, está cogiendo cada vez más fuerza, pero también en el ámbito internacional. Si miramos a Europa, en una noticia anterior  ya hablamos sobre los casos de Londres y Berlín, pero no son los únicos. En las afueras de Bruselas, hay 8 zonas con parcelas dedicadas al cultivo. Sus características no son muy diferentes a las de aquí: son parcelas de entre 60 y 100 m2 que satisfacen las necesidades de 250 usuarios/as. En Estados Unidos, San Francisco se convirtió en 2010 en referente en el ámbito de las huertas urbanas municipales. Mediante una reforma impulsada por el alcalde de la ciudad, se reguló la actividad hortícola en todas las áreas de la ciudad, transformando pequeñas zonas verdes, de alrededor de 4000 m2, en huertos urbanos. Cabe citar, que en esta ocasión se habilitó la comercialización de los productos. Más lejos aún, en los alrededores de Tokio, hay parcelas de 1-2 m2 destinadas a mini-huertos o destinadas a la plantación de flores. Las familias del vecindario tienen derecho a cultivar una parcela, siempre que entre sus miembros haya menores de 21 años o mayores de 60.

Los huertos urbanos se van propagando poco a poco, entre todos y todas estamos tejiendo una gran red.

Share

No hay comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *