Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

: Blog de huertos urbanos : red de colaboradores

Exif_JPEG_PICTURE
Categorías: General  —  Etiquetas: ,   —  Alvarez de Arcaya Asier  —  22/05/2014 14:12

Originario de África, el Kiwano (Cucumis metuliferus) es el fruto de una planta tropical que ha ampliado su zona de cultivo, a Estados Unidos, Nueva Zelanda, Israel, Kenia, Brasil… y su mercado, posiblemente ya lo conozcáis, es una fruta de la familia de las cucurbitáceas, de ahí que también se le conozca como melón africano o pepino cornudo entre otros nombres, de hecho, Kiwano es una marca comercial.

El kiwano es una fruta de unos 200 gramos de peso, tiene forma ovalada, piel gruesa no comestible de color amarillo o anaranjado con protuberancias espinosas, y pulpa verde y gelatinosa que alberga múltiples pepitas. Ofrece un sabor muy particular, recuerda al pepino, al limón, al kiwi y al plátano, combina sabores dulces y agrios, resultando una fruta refrescante al paladar.

Podemos encontrar el kiwano en tiendas especializadas, es decir, en la sección de frutas de comercios bien surtidos de productos tropicales, disponible durante todo el año y muy utilizado también como pieza ornamental dadas sus características
visuales.

                                      

Para su degustación en fresco, el kiwano se abre por la mitad y se come con cucharilla, como la fruta de la pasión, aunque sus pepitas son más delicadas. Su pulpa también se extrae para la elaboración de platos, tanto dulces como salados, es un acompañamiento ideal para pescados y un ingrediente excelente para hacer jaleas y mermeladas.

El momento de maduración de esta fruta se aprecia por el color anaranjado brillante de su piel, si se adquiere más amarillo, se puede dejar a temperatura ambiente para que vaya madurando poco a poco, si el color naranja se ve apagado, es que el fruto ha sobremadurado.

El kiwano es una fruta con muy pocas calorías (alrededor de 25 kcal. cada 100 gramos), su mayor componente es el agua y es bajo en carbohidratos, escasas proteínas y grasas. Entre los minerales que aporta destaca el potasio, también proporciona magnesio, fósforo y calcio, además de vitaminas A y C.

 

Share

No hay comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *