Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

: Blog de huertos urbanos : red de colaboradores

Exif_JPEG_PICTURE
Categorías: General  —  Etiquetas: , ,   —  Alvarez de Arcaya Asier  —  08/05/2014 12:40

En artículos anteriores ya comentamos la importancia de los insectos en nuestro huerto. Por lo tanto también es importante darles refugio para que se queden en el huerto ya que tienen alimento disponible pero en la mayoría de las ocasiones no son capaces de encontrar refugio, por lo que se van a otra parte y nuestro huerto pierde la oportunidad de disponer de estos insectos todos los días. Por eso os ofrecemos unas pequeñas indicaciones para construir un hotel para los insectos:

 

Los pasos para construir un gran hotel de insectos

 1- Empezar mediante la identificación de los materiales naturales que podemos utilizar para construir refugios para los insectos: troncos, bambú, paja, ladrillos,. Elegir los materiales locales que ofrecen más o menos grandes agujeros para que coincidan con las preferencias individuales de los insectos.

2– Hacer el marco de madera lo suficientemente sólido para soportar peso significativo. Prefieren madera resistente: abeto, arce, castaño… El tamaño de los espacios se basan en el volumen de los materiales que tienes.

3– Proporcionar una cubierta impermeable para la estructura (tejado de pizarra por ejemplo).

4– Instalar el marco en su ubicación final antes de llenarlo (debido al peso si el hotel es grande). Elevar unos 20 cm por encima del suelo, para mantener lejos de la humedad

5– Cortar los materiales según la longitud deseada y llenar cada espacio.

Consejo: si usted puede colocarlo en un lugar protegido del viento y el sol, puedes tenerlo abierto en ambos lados. De lo contrario, es mejor dar una vuelta para los insectos no se molesten por corrientes de aire.

 

Materiales para la construcción del hotel.

 1. Paja o madera: Este material acomoda a las bonitas crisopas, cuyas larvas se alimentan de muchas plagas: pulgones, cochinillas obscuros, moscas blancas, trips o huevos de ácaros.

2. Barras de bambú: proporcionan refugio para las abejas solitarias que polinizan las primeras flores de árboles frutales, ya en el mes de marzo.

3. Maceteros llenos de heno atraen tijeretas que gustan de las plagas como los pulgones.

4. Tableros de madera amontonados; Entran los insectos xilófagos involucrados en la descomposición de la madera muerta.

5. Las maderas perforadas: son muy populares como refugio para muchos y muy útiles polinizadores como abejas y avispas solitarias, cuyas larvas se alimentan de pulgones.

6. Paquetes de barras de médula como la zarza, rosa, saúco, proporciona refugio ideal para otra y otros himenópteros.

7. Ladrillos: que son apreciados por abejas solitarias.

8. Tableros pequeños cerca los unos de los otros: atraen a las mariquitas que vienen a pasar el invierno. Sus larvas consumen una gran cantidad de pulgones.

                                   

Share

1 comentario »

Comment by martin
19/12/2018 @ 11:50

Muy chulo el hotelito que hay en el ejemplo. Son un habitad muy bueno para que habiten los insectos buenos que nos ayudan a evitar las plagas.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *