Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

: Blog de huertos urbanos : red de colaboradores

Exif_JPEG_PICTURE
Categorías: General, Materiales didácticos, Técnicas de cultivo  —  Etiquetas: , ,   —  Alvarez de Arcaya Asier  —  14/04/2014 10:13

Cuando hablamos de “abonado en verde” hacemos referencia a la utilización de cultivos de vegetación rápida, que se cortan y se entierran en el mismo lugar donde han sido sembrados y que están destinados especialmente a mejorar las propiedades físicas del suelo, a enriquecerlo con un “humus joven” de evolución rápida además de otros nutrientes minerales y sustancias fisiológicamente activas, así como a activar la población microbiana del suelo.

En líneas generales, los efectos favorables del abonado verde no acaban en el aspecto nutricional sobre el vegetal, sino que alcanzan a todos los componentes relacionados con la fertilidad global del suelo agrícola ya que:

  • Estimulan de forma inmediata la actividad biológica y mejoran la estructura del suelo, por la acción mecánica de las raíces, por los exudados radiculares, por la formación de sustancias prehúmicas al descomponerse y por la acción directa de las células microbianas y micelios de hongos.
  • Protegen al suelo de la erosión y la desecación durante el desarrollo vegetativo, y mejoran la circulación del agua en el mismo.
  • Aseguran la renovación del humus estable, acelerando su mineralización mediante el aporte de un humus más “joven” y más activo.
  • Enriquecen al suelo en nitrógeno, si se trata de leguminosas, e impiden, en gran medida la lixiviación del mismo y de otros elementos fertilizantes.
  • En su descomposición, se liberan o sintetizan sustancias orgánicas fisiológicamente activas, que tienen una acción favorable sobre el crecimiento de las plantas y su resistencia al parasitismo.
  • En los sistemas cerealistas, aseguran una mejor descomposición de la paja del cereal, al mantener el medio más húmedo, equilibrar la relación C/N y activar los microorganismos responsables de la misma.
  • Limitan el desarrollo de malezas, directamente por el efecto de la cubierta vegetal en sí misma e indirectamente porque ciertos abonos verdes tienen poder desherbante, como el alforfón (Fagopyrum esculentum), o la facelia (hacelia tanacetifolia).

 

ESPECIES UTILIZADAS COMO ABONOS VERDES

Aunque se pueden utilizar un número considerable de especies vegetales como abonos verdes, las tres familias de plantas más utilizadas para tal fin, son las leguminosas, las crucíferas y las gramíneas.

Las leguminosas son las más empleadas dada su capacidad para fijar el nitrógeno atmosférico, en favor de los cultivos siguientes. Hay autores que afirman que las leguminosas además mejoran el terreno con la penetración de sus raíces y que incluso llegan a romper los terrenos más duros (las raíces de las leguminosas tienen más de 1 m de longitud).

Se emplean principalmente las especies de trébol blanco enano (Trifolium repens), trébol violeta (T. pratense), veza vellosa (Vicia villosa), habas (Vicia faba), altramuces (Lupinus sp.), meliloto amarillo (Melilotus officinalis), serradella (Ornithopus sativus), etc.; además de otras leguminosas tradicionales de interés para el sudeste español como los yeros (Vicia ervilia), las algarrobas (Vicia monanthos) y la almorta (Lathyrus satirum). Es frecuente el cultivo de leguminosas mezcladas con cereales u otras gramíneas: Veza+cebada; veza+avena; tréboles+raygrass; guisante forrajero+veza, etc.

Las gramíneas sembradas con las leguminosas, mejoran mucho el terreno y forman humus estable. Las raíces de las gramíneas mejoran el terreno ablandándolo en la superficie. En particular el centeno (Secale cereale) está indicado para siembra otoñal asociado a algarroba o habas. La avena (Avena sativa) está indicada para siembra de primavera, asociada con algarroba y guisante.

Las crucíferas tienen un desarrollo muy rápido proporcionando un buen abono verde cuando se dispone de poco tiempo entre cultivos. Son capaces de utilizar las reservas minerales mejor que la mayor parte de las plantas gracias a la longitud de su sistema radicular, acumulando importantes cantidades de elementos en sus partes aéreas que luego serán devueltos al suelo. Como especies más utilizadas está el nabo forrajero (Brassica napus var. Oleífera), la mostaza blanca (Sinapis alba), el rábano forrajero (Raphanus raphanistrum), etc. Se ha planteado también que las plantas de esta familia, con la acción de sus raíces, hacen asimilable por otras plantas el fósforo presente en el terreno en estado insoluble.

 

CARACTERÍSTICAS DESEABLES EN UN ABONO VERDE

Un abono verde ideal posee tres características importantes:

  • Un crecimiento rápido.
  • Follaje abundante y suculento.
  • Habilidad de crecer bien en suelos pobres.

 A más rápido crecimiento, mayor es la posibilidad de aptitud para ser introducido en una rotación y uso económico como medios de mejoramiento del suelo. Follaje abundante y raíces poderosas son, desde luego, algo necesario, y, como ya se ha mencionado antes, a mayor contenido de humedad en el abono verde, más rápida es la descomposición y más pronto se obtienen beneficios. Como la necesidad de materia orgánica es urgente, en especial en la tierra pobre, un cultivo jugoso tendrá grandes ventajas.

Share
Categorías: General  —  Etiquetas: , ,   —  Alvarez de Arcaya Asier  —  08/04/2014 13:33

Llega la primavera y las plantas empiezan a mover la sabia, por lo que la preparación del terreno y la planificación de nuestro huerto es inminente. Todos sabemos de la gran importancia de la compatibilidad de nuestras especies y de la rotación de cultivos pero es necesario pasarse unas horitas contrastando las posibilidades que ofrece nuestro terreno con las plantas que pusimos los años anteriores. Pero como hoy en día hay un programa de ordenador para cada cosa que debemos hacer a alguien se le ocurrió que ahorraría mucho trabajo a los horticultores que todo el proceso de pensar en la rotación y en la asociación de cultivos lo haga una maquina, y efectivamente así es como nace el programa Kitchen Garden Aid.

Kitchen Garden Aid es una herramienta de planificación para personas que cultivan pequeñas huertas. Te ayudará con las rotaciones, las asociaciones y otras técnicas de cultivo. Al principio de cada temporada existe un momento en el que planificas qué plantar en cada lugar, hay muchas reglas a tener en cuenta y cada planta tiene sus preferencias. Así funciona; primero creas un cuadro en tu huerto, después usas el software para dibujarlo y obtienes avisos y sugerencias sobre tu planificación. El programa está inspirado en la idea de square foot gardening (Huerta a cuadros) popularizado por Mel Bartholomew pero no necesitas tener un huerto de este tipo para poder utilizarlo porque es útil para diseñar cualquier tipo de huerta pequeña. Se trata de software libre que además es gratuito y eso facilita que el programa mejore e incluso puedas mejorarlo tú.

 ¿Cómo se usa?

  • Necesitas un huerto y una idea clara de lo que es la asociación y la rotación de cultivos.
  • Dibuja el huerto y si fue cultivado en años anteriores, dibuja esos años para que el programa pueda calcular las rotaciones.
  • A medida que ubicas las plantas pueden aparecer avisos (rojos y verdes) que indican si la planificación es correcta y el motivo. Así, indicará una mala asociación, por ejemplo: El eneldo y las zanahorias no deben ir juntas.

 

Descargar: Kitchen Garden:

http://sourceforge.net/projects/kitchengarden/

Share

Santiago Pérez es pionero en agricultura ecológica en Asturias desde los años 80.

Vive y trabaja cerca de Gijón, os dejo un link con cinco capítulos donde Santiago Pérez nos explica grandes trucos y técnicas para ayudarnos en nuestros cultivos.

Seguro que a más de uno le es de ayuda….

Capítulo 1: Agricultura ecológica “Podar tomateras”

Capítulo 2: Clase maestra de abonos orgánicos y ecológicos

Capítulo 3: Agricultura ecológica “Podar pimenteras”

Capítulo 4: Control de plagas en agricultura ecológica

Capítulo 5: Cómo hacer un buen compost  *

Más información:

http://www.tvbio.es/videos/81-trucos-practicos-de-agricultura-ecologica

Share
Categorías: General  —  Etiquetas: , ,   —  CEA  —  22/07/2013 9:47
 
La asociación de cultivos consiste en combinar determinadas especies, plantándolas en la misma tierra o maceta, con el objetivo de aprovechar los efectos beneficiosos resultantes de la combinación de éstas.
 
Las ventajas que nos aporta la asociación de cultivos son numerosas:
 
- Mejora de calidad y rendimiento en los cultivos, que se benefician de los nutrientes producidos por las plantas asociadas, sirviendo como abono natural.

 

– Supone una protección ecológica del cultivo ante plagas y enfermedades, asociando plantas que repelen o despistan a determinados depredadores.
 
– Evita el empobrecimiento y desequilibrio de la tierra que se produce cuando se cultiva una sola especie.
 
- Aprovecha al máximo el espacio cultivable de nuestro huerto
, minimizando también la aparición de “malas hierbas”.
 

 

Share